La Importancia del Neuromarketing en la Publicidad

El neuromarketing en la publicidad
El neuromarketing es una técnica que estudia el impacto publicitario que se produce sobre los usuarios ante una campaña de marketing digital. Es decir, gracias al neuromarketing puedes conocer las reacciones del cerebro de tus clientes antes, durante y después de poner en marcha cualquier estrategia de marketing digital.

Está basado en la neurociencia que, a su vez, estudia el comportamiento del cerebro humano. Por tanto, el neuromarketing te permite acceder a las reacciones no conscientes de las personas.

Con el propósito de predecir el comportamiento del cerebro, el principal objetivo del neuromarketing no es otro que conocer cómo piensan los usuarios para que puedas convertirlos en clientes potenciales de tu empresa.


Cuáles son los elementos que influyen en el Neuromarketing


Tras muchos estudios realizados por expertos, se han establecido los 7 elementos que participan en el neuromarketing y que son los que debes implantar a la hora de definir tu estrategia de marketing independientemente del tamaño de tu empresa o negocio porque son los influyentes en las decisiones de compra de los consumidores.


El neuromarketing en la publicidadEl neuromarketing en la publicidad

1. La mirada


¿Sabías que la dirección de la mirada en los anuncios puede influir en la respuesta del usuario? En publicidad y neuromarketing, se tiene en cuenta la mirada del modelo como señal estratégica para involucrar a los usuarios en el contexto y narrativa del anuncio.

Por ejemplo, hacer uso de miradas desviadas, que no miren directamente al consumidor, en anuncios que quieren apelar a emociones (perfumes, alimentación, cosmética, viajes…) hace que el usuario se involucre en la historia y la respuesta hacia ese producto o servicio sea más positiva.

El uso de miradas directas, por el contrario, es más efectivo en anuncios informativos, puesto que se apela a su parte racional. Las miradas directas al usuario, en este caso, transmitirán credibilidad. Este tipo de publicidad es efectiva en anuncios donde el usuario deba depositar toda su confianza, como en empresas de seguros, bufetes de abogados, productos de limpieza.

También, en el neuromarketing, se recomienda el uso de imágenes de personas dirigiendo la mirada hacia tu producto, puesto que el usuario tenderá a mirar hacia donde mira el personaje de la imagen. De otro modo, el foco de atención del producto se perdería.

2. Los colores


Está totalmente demostrado que los colores afectan notablemente a los hábitos de compra de los usuarios. Una entonación roja, negra, naranja, azul… atraerá a compradores más compulsivos, mientras que compradores más cautos, que planifican mejor sus compras, responderán mejor a rosados, azul marino, color celeste…

Cada color está vinculado a una emoción, así que en neuromarketing se dividen los colores por subgrupos para poder utilizarlos de una manera más eficaz.


3. La velocidad


Con esto nos referimos a rapidez percibida por el usuario. En neuromarketing se aplican técnicas de llamadas a la acción con promesas de rapidez, eficiencia… que hacen que el cerebro de los consumidores se active y tu producto o servicio sea percibido como más atrayente, más eficiente.


4. El storytelling

¡Pues sí! El storytelling forma parte del neuromarketing, y es que este recurso narrativo que persuade tan bien al lector va mucho más allá de la venta. A través de una historia contada por tu marca, el usuario se siente identificado y la humaniza, conectando directamente con ella y haciéndola parte de su día a día en las decisiones de compra. ¡Estarás generando compromiso!


5. Fijación de precios según tu estrategia de marketing

Te lo explicamos. Como bien sabes, la conocida estrategia de venta de $99.999 en lugar de $100.000 funciona. Es un hecho; se ve más atractivo un precio de $99.999Pues bien, según estudios realizados en neuromarketing, los números redondos funcionarán mejor cuando la campaña de marketing que quieras lanzar tenga connotaciones emocionales, en cambio, los precios compuestos, con decimales, funcionan mejor cuando se necesita la lógica en la decisión de compra.Sabiendo esto, ya puedes definir mejor el precio para tu producto o servicio en función del enfoque de tu campaña de marketing.


6. Los slogans


Los slogans pueden llegar a ser muy poderosos, aunque encontrar el eslogan ideal no es tarea fácil. En neuromarketing, se siguen 4 pasos para que esa frase que identifica tu negocio sea recordada:

1. Que sea corto y simple
Los eslóganes más populares y recordados suelen ser sumamente cortos. Como por ejemplo el famoso “Destapa la felicidad” de Coca-Cola.

2. Que muestre de qué va el producto
El eslogan, como el logo o el nombre de tu empresa, deberán ir en consonancia.

3. Destaca tu diferenciación
Este es un buen gancho para crear una conexión emocional. Por supuesto, deberá ser cierto, y ayudará a crear un impacto en el cliente, haciendo que se sienta identificado con la marca.

4. Que sea perdurable en el tiempo
Además de llamativo, debe servirte para que la audiencia de dentro de 10 años, por ejemplo, le encuentre el sentido.


7. La palabra compra


Intenta sustituir siempre la palabra compra por otras que trasladen al consumidor a zonas de confort. Estudios de neuromarketing afirman que las transacciones económicas crean ansiedad en los usuarios, por tanto, hacer uso de palabras como “añadir al carrito”, “añadir a la cesta”, “llévame a casa” … ayudarán al usuario durante el proceso de compra a tomar la decisión de adquirir tus productos o servicios.

Lo que nos encanta del neuromarketing es que ofrece valor a las personas y “nos obliga” a conocer en profundidad a nuestros clientes. Empieza a aplicar ya técnicas de neuromarketing en tu negocio y observa el comportamiento del consumidor. ¡Te vas a sorprender!